Has adquirido tu nueva cámara de seguridad, se ha instalado correctamente y te sientes más seguro. Pero ¿cuentas con monitoreo?

Tan solo en el 2019 creció hasta un 11% el robo a cada habitación en Ecuador, los ladrones se han vuelto más sofisticados y, a veces, cuentan con la misma tecnología con la que contamos nosotros.

El monitoreo de cámaras funciona de la siguiente manera, por medio de dispositivos telefónicos o electrónicos como el correo recibirás una alerta acerca de los posibles intrusos que estén en tu casa. Si no cuentas con un monitoreo de tus cámaras, entonces no podrás actuar en tiempo real, y solo quedará un bello recuerdo grabado de las caras de los asaltantes.

Las cámaras de vigilancia doméstica pueden disuadir a los delincuentes, recopilar pruebas y mejorar la vida cotidiana de los propietarios e inquilinos. En el peor de los casos, proporcionan evidencia que puede usarse para identificar a los autores, hacer un inventario de lo que ha sido robado y proporcionar pruebas de pérdida a las aseguradoras.

Muchas cámaras permiten a los usuarios ver imágenes en vivo desde una computadora o dispositivo móvil, lo que facilita vigilar a los niños, las mascotas y los miembros de la familia con alguna enfermedad.

Otra ventaja de monitorear tus cámaras es que personal experto puede tomar decisiones para salvaguardar tu integridad física y patrimonial. Nosotros como inexpertos podemos entrar en pánico y no tomar las decisiones correctas. Los sistemas de seguridad supervisados ​​y totalmente equipados también ofrecen una gama mucho más amplia de opciones para detectar entradas no autorizadas, incluidos sensores de puertas y ventanas, detectores de movimiento y sensores de rotura de cristales.

Analiza y pregunta por este servicio llamando a Solucionesglam.