Sabemos que el asalto o robo a un negocio puede ser devastador. Sin embargo, podemos tomar algunas medidas preventivas para evitar estas situaciones, por lo que en Solucionesglam queremos compartir algunos consejos contigo.

Una vez que hayas cerrado tu negocio, verifica dos veces que todas las puertas estén bien cerradas y cuenten con el seguro adecuado. Nunca te vayas sin corroborar que ninguna puerta o ventana esté abierta.

Antes de irte, quita todos los artículos valiosos de los aparadores. Parece una medida un tanto obvia, pero muchas personas no siguen este consejo básico.

Evita tener demasiados rótulos o anuncios en las ventanas, ya que esto ayuda a los ladrones a ocultarse. Con esto eliminarás cualquier punto ciego.

No proporciones información valiosa de tu negocio a todos los empleados, es mejor que sea alguien de confianza y preferiblemente que esté fuera del negocio.

¿Cuentas con un sistema de seguridad? En este caso, deberás elegir cuidadosamente al empleado que también recibirá la información necesaria para activarlo o desactivarlo. No es recomendable que todos tengan estos datos.

Contáctanos. En Solucionesglam nos especializamos en la venta e instalación de sistemas de alarmas y seguridad.